Dino Hunters

En las tierras baldías de Wyoming, Montana y las dos Dakotas, un grupo de vaqueros confía en su profundo conocimiento de la tierra para hallar y desenterrar fósiles de dinosaurios prehistóricos que habitaron la zona hace millones de años. Desde huellas de T-Rex y Triceratops, hasta restos óseos de distintas especies que se extinguieron hace varios milenios y cuyo hallazgo podría tener un gran impacto científico y un alto valor económico. 

 

Llega a Discovery Channel ‘Dino Hunters’, una nueva serie original de Discovery en la que estos ‘cowboys’ modernos del lejano oeste americano muestran al público cómo es la vida de los cazadores de fósiles de dinosaurio. A partir de las evidencias que indican dónde habitaban estas criaturas prehistóricas, los protagonistas de ‘Dino hunters’ se dedican a explorar el terreno, excavar y desenterrar restos reales de dinosaurios. 

 

A lo largo de seis episodios de una hora de duración cada uno, los protagonistas de ‘Dino Hunters’ tratarán de excavar a gran velocidad para hallar la mayor cantidad de fósiles antes de que llegue el duro invierno y estas valiosas piezas corran el riesgo de erosionarse, convirtiendo su potencial fortuna en polvo. 

 

Con cada hallazgo, el público de Discovery Channel podrá observar con todo detalle cómo eran, cómo vivían y cómo se movían estos gigantes prehistóricos que habitaron la región más occidental del continente americano gracias al uso de imágenes en 3D y recreaciones con tecnología CGI

 

¿QUIÉNES SON LOS ‘DINO HUNTERS’?

 

Clayton Phipps: criado entre ganaderos, Phipps descubrió que la tierra que poseía su familia tenía mucho más que ofrecer cuando encontró su primer fósil de dinosaurio en 2003. Solo tres años después, desenterró lo que se considera uno de los mayores especímenes fósiles jamás descubiertos, el espectacular "Duelo de dinosaurios". Con profundas raíces en Montana, Clayton está bien conectado con otros ganaderos que se sientan en tierras baldías ricas en fósiles y que datan de hace 65 millones de años. Junto con su hijo de 12 años, Luke, y un pequeño equipo de expertos en fósiles, Clayton fija su objetivo en ganar otro “premio gordo” en forma de fósil prehistórico en cada temporada de excavación.

 

Mike Harris: auténtico vaquero y hombre de negocios, Mike Harris trabaja duro desde que era un niño. Cuando se topó con un cuerno de triceratops en su rancho hace unos 20 años, se dio cuenta de que en su futuro había algo más que la cría de ganado. En 2011, encontró los restos óseos de un T-Rex por valor de millones de dólares. Pero encontrar un comprador dispuesto a pagar esa cantidad era una misión más compleja. Por eso, este ejemplar de T-Rex bautizado como "Sue” todavía permanece en su granero. 

 

Jake Harris: con un padre como Mike Harris, no es de extrañar que Jake Harris haya pasado toda su vida tratando de estar a su altura. Después de trabajar ocho años como maestro, Jake regresó al rancho para trabajar junto a la persona que más admira. Más mano de obra agiliza el trabajo del ganado, liberando tiempo para perseguir lo que más aman: la excavación de fósiles. 

 

Aaron Bolan: en el pasado, Aaron Bolan manejaba maquinaria pesada para ganarse la vida y estudiaba para ser un detective de homicidios, pero su tiempo libre lo dedicaba a buscar dinosaurios en el rancho de Wyoming de su tío John. Hace cinco años, dio un salto de fe y se mudó al rancho, vinculando su experiencia en excavación y forense a su pasión por la paleontología, pero ahora tiene que asegurarse de que valga la pena. Aaron es uno de los pocos que ha sido alcanzado dos veces por un rayo, pero prefiere hacerse una reputación descubriendo dinosaurios históricos y únicos.

Jared Hudson lleva cazando restos dinosaurios desde que tenía 16 años, comenzando su trayectoria en un sitio famoso en todo el mundo por sus fósiles de mamut. Inspirado por el equipo que encontró el famoso T-Rex, "Sue", Jared logró hallar los restos de otro ejemplar de T-Rex de Dakota del Sur. Pero lo que debería haber sido el punto culminante de su carrera se vio frustrado por una disputa contractual con el propietario de las tierras en donde hallaron esta reliquia prehistórica. Esta mala experiencia tuvo consecuencias en la relación con los ranchos vecinos, cortando así el acceso a sus mejores terrenos de excavación de fósiles. Tras disputas legales y facturas acumuladas que han agotado sus ahorros, Jared debe comenzar de cero. Está decidido a encontrar otro gran fósil, pero también a limpiar su nombre y regresar al lugar que una vez fue su segundo hogar.

 

Lunes 22:00

Vídeo